Cuesta poco

Hola,

Cuesta una puta mierda hablar bien. Cuesta una puta mierda escribir bien y lo mismo acabar bien las cosas. Hoy hemos escrito un nuevo paso en el interminable culebrón laboral en el que llevamos años metido, pero se antoja que este si es de los últimos. La gente empieza a irse. Gente que cuando yo llegué a la empresa, ya llevaba mas tiempo trabajando en ella de lo que yo llevo ahora. Hablamos de casi bodas de plata trabajando para el mismo jefe.
Con semejante panorama, sabiendo que todo se precipita al fin, que estas decidiendo sobre las vidas de gente que ha dedicado diez, veinte o mas años a tu causa, y de sus familias que poco costaría hacer un esfuerzo y hacer que las cosas acaben bien para todos. Simplemente cuidando las formas, dando información, y si me apuras un gracias.
Pues no va a ser así.

No hay comentarios: