Concurso de acreedores ¿Y ahora que pasará?

Hola,

Finalmente un juez ya ha tomado una decisión sobre la situación de la empresa para la que trabajo y he hablado con mucha gente al respecto, y la sensación que se me queda es que en totalidad o en parte, la gente se ve sorprendida en ciertos aspectos de lo que les cuentas. Cosas que no habían tenido en cuenta, cosas que deberían saber y no saben, que yo tampoco sabía cuando empezó todo, y que ahora que hay tanta comunicación estaría bien que hubiera mas lugares donde poder leer y saber que te espera, y las experiencias de los afectados. Así que este post va a ser un poco rollo ya que intentaré no dejarme nada de lo que te espera si tu empresa ha entrado en concurso de acreedores. Voy a dividirlo en dos partes, la que afecta a la empresa, la parte mas oficial, y la que te afecta a ti.

La empresa

La empresa ha declarado un concurso, voluntario o no, de acreedores lo siguiente que se viene encima suele ser un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) o varios. En él buena parte de los trabajadores se irán al paro y quien les pagará será la administración a través de FOGASA (FOndo de GArantía SAlarial).
La empresa y los trabajadores que quedan a partir de ese momento están bajo el amparo del juez, y del administrador concursal que ha pasado el jefe de la empresa y toma todas las decisiones. Esta situación se alargará un año o mas, quitado que la cosa este tan mal que insten a la liquidación de la empresa, o sea el cierre, en algún momento.
Una vez pasado ese tiempo la empresa deberá de haber llegado a un acuerdo con los acreedores, sobre cuales son las condiciones en las que les devolverá el dinero que les debe sin quebrar la empresa, y presentar la propuesta al juez (plan de viabilidad).
Si no ha llegado a un acuerdo, o el acuerdo no es aceptado por una mayoría suficiente según marca la ley, el juez instará la liquidación. Una vez instada la liquidación puede que aparezca otra empresa que la quiera comprar y presente la propuesta al juez. Por supuesto libre de cualquier deuda (si tendrán que hacer frente a las deudas con la administración y algún otro similar). Entre todas las propuestas elegirá la que ofrezca mayor protección a los trabajadores aunque económicamente no sea la mejor.
Si hay acuerdo de como devolver toda (cosa muy rara) o parte de la deuda, el juez le devolverá el control al propietario de la empresa. La empresa continua igual que antes, pero con solo una parte de la deuda.
Hay una tercera opción, pero que quitado grandes empresas, o empresas en las que la entrada en el concurso sea un caso especial, no suele suceder. Esta opción es que otra empresa compre aquella en la que trabajas con la deuda y todo lo demás, pero para dar este paso la empresa compradora debería de salirle muy a cuenta el quedarse la tuya con deuda y todo, ¿tú comprarías un negocio con deudas millonarias? Llegados a este caso todo debería de ser bajo la aceptación del juez, el cual debe de proteger a los trabajadores por delante de todo.
En todas las opciones que la empresa sale del concurso, siempre se puede declarar uno nuevo o se puede instar a la liquidación al cabo de un tiempo. El haber salido del concurso no es garantía alguna de que todo se ha solucionado, solo que los acreedores han decidido aceptar la propuesta.



La primera duda que te puede surgir es ¿no lo voy a ver venir? Pues seguramente no. Una razón puede que sea porque tu jefe lo intentará tapar para evitar que la competencia se aproveche, o que los trabajadores salgan corriendo en estampida, o porque seguramente tiene un nuevo plan infalible que cree que le hará remontar de los fracasos anteriores. Otra razón para no verlo venir es tu puesto de trabajo. Seguramente en tu tienda, en tu zona, en tu planta,... seguís trabajando con normalidad y lo que va mal te queda tan lejos que no tienes ni idea. Quizá si trabajas cerca de un familiar o enchufado de los de arriba, y de golpe y porrazo lo echan a la calle sin mas, y tu piensas que es porque al final se han dado cuenta de su inutilidad, sea un indicativo de que alguien esta guardando del golpe a los suyos. O quizá trabajes en una empresa grande y tengas suerte de enterarte por la prensa de que el negocio va mal.
Si te ves afectado por el ERE, para ti se te han acabado las preocupaciones respecto al concurso. Estarás en paro, tendrás que buscar trabajo a toda prisa y el finiquito que vayas a cobrar lo harás a través de FOGASA. Esta es una parte de la administración del estado, la cual se encargará de pagarte cuando la empresa no tiene dinero, pero no cobrarás todo lo que se te "debería" pagar si fuera la empresa quien te pagara, ya que por ley tienen unos límites que podéis consultar en su web. En este caso si eres de los que llevas mas de dos o tres años trabajando en la empresa, lo que vas a percibir va a ser de risa comparado con lo que te correspondería, pero has de planteártelo como dinero que seguro vas a tener. También has de tener en cuenta que estamos hablando de la administración pública y que no lo vas a cobrar al momento, pasaran meses o años antes de ver un Euro, pero llegará.
Si durante el tiempo que aún estáis dentro del concurso la cosa va tan mal que se insta la liquidación, también vas a FOGASA. Mientras esto no suceda estás bajo el amparo del juez, y del administrador concursal que ha pasado el jefe de la empresa, él tomará todas las decisiones a partir de eses momento, y por tanto conforme a la ley tu sueldo estará asegurado, siempre hay alguna excepción, pero lo que nadie te asegurará es que sigas cobrando en un día fijo.
Una vez el juez tome la decisión hay tres opciones posibles. Que inste la liquidación, que inste la liquidación y la empresa sea comprada por otra pero sin deudas o que le devuelvan el control al dueño de la empresa.


-Si el juez ha instado la liquidación, vas a FOGASA.
-Si el juez ha instado la liquidación y alguien se queda con la empresa, pasas a formar parte de la nueva empresa.

Antes de seguir quiero dejar claras las opciones de si alguien compra tu empresa. Pueden darse dos opciones:
-Que sea una del mismo sector, con lo que has de plantearte, ¿de verdad me necesitan? Has de tener en cuenta que es una empresa que hace lo mismo que la tuya, con lo cual ya saben como funciona todo y que ya tienen a gente haciendo lo mismo que tu haces, y que no están comprando tu empresa por necesidad. No es lo mismo que si todo marcha bien y te unes a otra empresa para ser mas fuertes, aquí están viendo una oportunidad de expandirse, pero no lo necesitan. En la mayoría de estos casos se suele aguantar al trabajador de la empresa comprada unos meses, para que los trabajadores de la empresa compradora se hagan con el control y luego se les hecha. La ventaja es que cobrarás todos los años trabajados, o al acuerdo al que lleguéis,  no como sucede en FOGASA que tiene límites de tiempo.
-La otra opción es que te compre una empresa fuera del sector o un inversor, con lo que te has de plantear ¿solo poniendo dinero arreglamos todos los males o solo es alargar el problema? y ¿nos han comprado porque de verdad les interesa el negocio o somos parte de alguna jugada económica? Esta última pregunta es complicada de responder. Aquí igual que en el caso anterior, si te echan cobras todos los años trabajados.
Resumiendo un poco. En cualquier caso no hay que olvidar que en cualquier compra por parte de otra empresa, con juez o sin él, tu puesto de trabajo puede no ser necesario y acabes en la calle. La ventaja es que te pagará la nueva empresa y en principio todos los días que marcan la ley por todos los años que has trabajado. Recuerda que FOGASA tiene un límite de años.

Seguimos:
-El juez le devuelve el control al dueño de la empresa previa aceptación de un plan de viabilidad por parte de los acreedores. Esto quiere decir que los acreedores han dicho que están de acuerdo en cobrar solo parte de la deuda en determinadas condiciones. Esto puede ser el 50% a cobrar en los próximos 5 años, por ejemplo. Tu jefe tiene el control de nuevo, pero la diferencia de tu situación respecto al estar en concurso es importante. Mientras estás en el concurso el juez os ampara, el toma las decisiones de que y a quien se paga, lo cual te asegura tu sueldo por ley, y la empresa no ha de pagar ninguna deuda que haya adquirido antes del concurso con los acreedores ni con la administración. Fuera de su amparo, la empresa tiene con los acreedores un acuerdo que deberá de saldar un día u otro, si le debe algo a la administración pública (Seguridad social, Hacienda,....) tendrás que abonarlo sin rebajas, y si no lo hacen cerrarán la empresa y a FOGASA. Suponiendo que hacen frente a estos pagos a la hacienda pública (deuda privilegiada) sin problemas, a no ser que sea un caso especial, el día a día en ingresos no cubrirá los gastos. Con esto no quiere decir que la empresa vaya mal, pero los beneficios suelen ser estacionales, y que en el total del año los números sean positivos eso no quiere decir que durante unos meses sean negativos o no todo lo positivos que la empresa necesita. Esto las empresas lo cubren pidiendo créditos a los bancos o pagando a plazos a los proveedores. Si acabáis de salir de un concurso, es que le debes dinero a los bancos y a los proveedores, a los cuales un juez les acaba de decir, que una parte no la van a cobrar nunca. Así que en esa situación ¿qué banco te va a dejar dinero?¿qué proveedor te va a fiar? Así que como pasaba durante el concurso, la empresa va a tener que seguir adelante sin financiación de los bancos y pagando a toca teja a los proveedores, sin olvidar la deuda a la hacienda pública y a los acreedores, y con la maravillosa ley actual de empleo que le permite a un empresario dejar de pagar los sueldos durante cuatro meses sin dar explicaciones a la administración. Creo que queda claro a donde quiero llegar, lo mas desprotegido en esta situación es tu sueldo.
¿Qué pasa si no cobras? Puedes denunciar a la empresa, desde el primer mes, aunque dicen que es mejor esperar un dos o tres para que se vea que no es algo puntual. La administración por ley no dejará nunca que la empresa te llegue a deber cinco meses sin pagar parte de lo que te debe. Pero cualquier trámite con la administración no es instantáneo, y menos si has de esperar a que se convoque una conciliación o un juicio.
Creo que queda claro que el problema no es cobrar, que lo harás a largo plazo, el problema es que no tendrás dinero a corto plazo.
Si en tu cabeza acaba de sonar la palabra huelga, o demanda colectiva, te prevengo de algo que ahora me negarás y me darás la razón cuando te pase. Para ir a la huelga, o la acción que sea, debe de haber una mayoría de tus compañeros que lo quieran hacer. Llegados el momento te encontrarás tres tipos de gente. Los que piensan como tú. Los que han olvidado que lo que tienen con la empresa es un contrato, y que no es suya, pero defenderán la postura de la empresa a muerte, y los que paralizados por el miedo de todo el rollo que estoy explicando y por lo negro que ven su futuro fuera de la empresa, simplemente no querrán hacer nada y dejar que pase lo que haya de pasar.

Otro inciso. ¿Y qué hago en el día a día en mi puesto de trabajo mientras sucede todo esto? Pues como todo en este caso, depende de cada persona. Ir a trabajar has de ir todos los días, pero no es lo mismo si eres el dependiente en una panadería y vas cada día y sigues vendiendo el pan, que si estas en un proyecto de técnico a cinco años vistas y que con esta nueva situación quizá no se realice nunca. Siempre has de recordar que mientras estés dentro del concurso tienes la "tranquilidad" de que no te pueden echar si no lo hicieron en el ERE. Tu decides, pero ante todo mucha calma ya que el proceso se hace muy largo, y se tomarán decisiones que ni entenderás ni aceptarás, pero recuerda que solo tu decides que trabajo haces y cuando lo haces.

Ya acabo. ¿Qué conclusión he sacado yo de todo el proceso?¿Qué has de hacer una vez te veas en un concurso de acreedores? No a todo el mundo le afecta igual ya que cada persona es un mundo. No es lo mismo si acabas de entrar en la empresa hace unos meses, que si llevas cuarenta años trabajando en ella. No es lo mismo si tienes veinte años, que si estás a punto de jubilarte, o en una edad que ni una cosa ni otra. No es lo mismo alguien sin hijos, que alguien con hijos. En todos los casos las cosas a hacer son dos: ahorrar y buscar otro trabajo. Se lo complicado que es lo que acabo de decir, lo estoy viviendo.
-Has de ahorrar todo lo que puedas, porque ya sea en el concurso, fuera de él, en FOGASA, o comprado por otra empresa puedes tener la seguridad que en algún momento no cobrarás al día, pero tus gastos que has de cubrir sí lo son.
-Has de buscar trabajo porque si repasas todas las posibilidades en casi todas la empresa tarde o temprano acaba cerrando o te acaba echando, y si es comprada por otra, esta no te garantiza a largo plazo el puesto de trabajo. Además el mercado está mal, así que tu búsqueda de empleo se puede alargar mucho y es mejor realizarla mientras sigas teniendo ingresos que no cuando no tengas ninguno o mientras consumes el paro. Y sí, da miedo el mercado laboral, donde hay pocas plazas y mucha gente dispuesta a trabajar por menos de lo que tu necesitas para mantener a la familia y pagar facturas, pero si asumes que tu situación laboral ya no volverá a ser la misma tu tranquilidad mental mejorará. Siempre puedes esperar, ya sea porque estás cerca de la jubilación, porque te da palo o porque esperas un golpe de suerte pero ten siempre a mano un plan para tener ingresos si lo necesitas.

Espero que todo este rollo te sirva para tener unos cuantos puntos claros si ten encuentras en una situación como la que me he topado yo.

No hay comentarios: