Hacer las cosas de otra manera

Hola,

Durante los próximos días la casi totalidad de trabajadores de este país volveremos al trabajo, y en un par de semanas los niños al cole. Ahora es cuando empiezan a salir esas estúpidas noticias y estadísticas de estrés en el trabajo y depresión postvacacional, de que dura es la vuelta, los cinco consejos para empezar bien la vuelta....Creo que la gente se equivoca, el problema no es la vuelta al trabajo y a la rutina, lo que sucede es que te has dado cuenta que puedes llevar una vida diferente y no lo haces.
Hay miles de ejemplos, pero vamos a por unos pocos. Para pasar las vacaciones has alquilado un piso, un apartamento, con un balcón con vistas al mar, o con vistas al edificio que tiene vistas al mar. Llegas a casa y sacas la cabeza por tu ventana, ya que no tienes balcón, con vistas a la vecina de enfrente. Entiendo que no todos podemos vivir delante del mar, pero si tanto echas de menos las vistas al mar, ¿por qué te compraste ese piso en el centro de la ciudad? Hechas de menos el ir en chanclas, bañador y camiseta o biquini, pareo y pelo recogido en un moño, entonces ¿por que vas a trabajar con "uniforme"? Entiendo que un mecánico ha de llevar su mono de trabajo por la suciedad y eso, que el bombero ha de llevar ropa ignífuga,... pero tu que te pasas ocho horas al día cuadrando balances en un cubículo sin hablar con nadie ¿qué coño importa tu vestimenta? Hechas de menos la libertad de horarios de las vacaciones, el poder dormir una siesta, el poder comer tranquilamente, y entiendo que los dependientes de una tienda o comercio, que los doctores, repartidores, maestros... se tengan que ceñir a un horario para que la gente a la que "sirven" sepan cuando encontrarles, pero por ejemplo un programador, un científico, un contable... ¿por qué han de ceñirse a un horario?
Yo también tengo la respuestas a esas preguntas. Vivimos en una sociedad en la que hay que vivir en el centro de la ciudad para poder acceder a mejores servicios y empleos, que hay que llevar uniforme porque lo exige el que nos paga, y hay que cumplir un horario porque nadie quiere pararse a pensar quien sí y quien no necesita un horario fijo como el que utilizaban en las fábricas del siglo XIX, pero ¿me vais a decir que no es hora de superar todo eso?. Que en pleno siglo XXI no habría que empezar a repensarse muchas de estas anticuadas costumbres. Que no deberíamos de tener infraestructuras que nos permitieran vivir en la playa y poder ir a trabajar sin tardar varias horas o que para encontrar una farmacia no hubiera que andar kilómetros. Me vais a decir que no tenemos tecnología suficiente para adaptar los horarios a los nuevos tipos de trabajos, y por supuesto conciliarlos con la vida familiar. Que no hay que dejar atrás leyes y costumbres de hace dos siglos atrás.
Creo que las vacaciones es la demostración empírica que las cosas se pueden hacer de otra manera, como el llevar un año sin Gobierno y seguir como siempre nos demuestra lo poco que hacen. Entiendo que hay que trabajar para ganar dinero, para poder vivir, pero si eso supone "desventajas" para la gente, ¿no estaremos haciendo algo mal? Ya me lo repetía Ferràn: "El trabajo dañifica".

Autor: Ben White

No hay comentarios: