Las fronteras están en los mapas

Hola,

Las fronteras están en los mapas.  De alguna manera sobre un mapa hay que marcar, con líneas de puntos discontinuas, hasta donde llega un territorio u otro, porque hasta ese punto concreto un ayuntamiento u otro, un país u otro, tendrán veda para cobrar impuestos. Pero nada mas. Las fronteras luego se vuelven invisibles.
Mirad la foto que tomé el otro día. En la calle podéis ver una doble línea continua que separa los dos carriles para los coches. Encima de esa línea real, deberéis de imaginaros una línea imaginaria discontinua de puntos, ya que desde ese punto a la izquierda es Hospitalet, y hacía la derecha es Barcelona. Por razones de impuestos, ocurren curiosidades como que los de un lado de la calle pagan mas o menos cantidad de algún recibo que los de la otra. O que si vives a un lado u al otro, tu niño le corresponde un cole u otro diferente, aunque ambos vivan a unos pasos de distancia.
Una vez quitas los matices económicos, ¿dudáis que la señora María de un lado de la calle, no irá a comprarle la fruta a la señora Juana del otro lado?¿que los niños de un lado no irán a jugar a pelota al parque del otro lado?¿que el de un lado no espiará por la ventana a la vecina guapa de la ciudad de enfrente? Pues eso.

No hay comentarios: