Cuatro años mas de crisis

Hola,

Ya está. Ya tenemos presidente de Gobierno. Como ya expliqué en su momento, la posibilidad de que esto sucediera era imposible a no ser que alguien mintiera y cambiara su voto de no a si, o se abstuviera, y eso ha sucedido. ¿Qué ha sucedido?¿Quién ha mentido?
Antes de responder vamos a dejar unos pocos conceptos claros. El Partido Popular (PP) fue el partido que mas escaños consiguió en las pasadas elecciones (137), pero no las ganó. Entendemos por ganarlas el conseguir el número de escaños necesarios para con sus votos poder elegir a un Presidente, eso es la mitad mas uno de los escaños (176),  ya sea solo con sus propios escaños o con el apoyo de otros. O en una segunda vuelta teniendo mas síes que noes. En la primera vuelta tuvo el apoyo de Ciudadanos (C's) y Coalición Canaria (CCa-PNC), pero juntos todos no sumaban la mitad mas uno.

(PP+C's+CCa-PNC)-(Mitad + 1)>0
(137+32+1)-(175 + 1)>0
170-176>0
-6>0

En la segunda vuelta solo necesitaban tener mas fotos favorables que negativos, las abstenciones no cuentan, así que con solo 11 de los que votaron negativamente en la primera vuelta se abstuvieran, o no se presentaran a la votación, ya teníamos Presidente. Y así ha sido: 170 votos a favor, 111 en contra y 68 abstenciones.
¿Quiénes se han abstenido? Parte del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), ¿Entonces mentían cuando decían que ellos iban a votar No? Pues a medias. El jefe del partido hasta hace unas semanas defendía, y sigue defendiendo, votar No al candidato del PP, al igual que muchos de los que llaman bases del partido. Pero por encima de esas bases y por debajo del jefe del partido hay un grupo, en teoría representantes de la bases, que son los encargados de tomar las decisiones en el partido. Buena parte de estos representantes contraviniendo lo que pensaban muchos de sus representados, decidieron que el partido debía abstenerse. Así que plantearon una triquiñuela legal que les permitió expulsar al jefe del partido. Esto implicaba que las bases habían de votar un nuevo jefe, pero hasta que eso suceda una junta gestora se encarga de llevar el partido. Esta junta, con la legalidad en sus manos, ha decidido que esa votación del nuevo jefe se realizará una vez realizada la votación del nuevo Presidente, y que mientras ellos fueran los gestores, el partido se abstendría en una segunda vuelta. Esto ha causado muchas peleas entre los representantes, pues no todos estaban de acuerdo, pero si habían como mínimo 11 que se abstendrían y facilitarían que el nuevo Presidente contradiciendo el eslogan de su campaña, y por el que les votaron muchos españoles: "Vamos ha echar a Rajoy". Pero, ¿el PSOE tienen 85 escaños y solo hay 68 abstenciones?  16 de los diputados del partido han votado que no, incluso alguno ha votado "por imperativo legal, abstención".  Entre los que han reiterado el No está la totalidad de miembros catalanes del partido, pertenecientes al Partit Socialista de Catalunya (PSC), lo cual deja bien claro, que ningún catalán, independentista o no, no deseaba que continuara el gobierno del PP. Si con tanto número aún te falta un escaño, estás en lo cierto, el destituido jefe del PSOE a mediodía de hoy ha presentado su renuncia a su escaño. Lo cual curiosamente ha facilitado la elección del candidato a Presidente, ya que solo necesitaba 10 abstenciones.
Las razones que han alegado los abstencionistas para justificar el cambio de su voto es sentido de estado y el bien común. Dicen que no era bueno para los españoles volver a votar. Esta cantinela de que los ciudadanos voten es malo, se repite mucho y empieza a ser muy peligrosa. Es aquello de, no sabéis que hacéis, dejadnos a nosotros controlar vuestros destinos. En algún momento se les ha olvidado que ellos son nuestros representantes, no quienes nos dirigen.  Otra razón esgrimida es que el destituido jefe del PSOE quería llegar a acuerdos con los independentistas catalanes. Otra cantinela peligrosa es aquella que también dice que no se puede hablar con todo el mundo. Y el tiempo y la historia nos dejará ver claro si ha existido algún beneficio al PSOE por parte del PP. O si lo que no querían es hacerse cargo de los 8000 millones de euros que España ha de devolver en breve a la Comunidad Europea, las arcas vacías de la hucha de las pensiones o el buscar solución a los mas de 4 millones de parados.
Sea como sea, quedan cuatro años de mandato de un partido con 137 escaños de los 350 posibles, lo cual se perfila muy complicado  el que llegue demasiado lejos en el tiempo. Obligados a negociar toda y cada una de las leyes que se planteen, cuando se han pasado mas de cuatro años gobernando sin querer negociar con nadie y en muchos casos menospreciando con los que ahora deben colaborar. Algunos creen que antes de un año se habrán convocado nuevas elecciones. Ya se verá.

No hay comentarios: