Demasiado descontrol

Hola,

Si no la volvemos a cagar, opción que no hay que descartar, mañana se deberá posar sobre la superficie de Marte la sonda europea Schiaparelli. Incluida dentro del proyecto ExoMars de la ESA (Agencia Espacial Europea). El domingo se soltó la sonda, una especie de platillo volante de 1,65 metros de diámetro y 577 kilos, que caerá durante tres días hasta amartizar en el planeta rojo. Lo cual ya se intentó con el Beagle 2 en el 2003 y se estrelló. Si todo va bien, la sonda tendrá solo los siete días que le durarán las baterías, para tomar datos meteorológicos de la zona donde va a caer.
Los avances tecnológicos que esta misión comporta son bestiales, los avances para poder colonizar Marte serán alucinantes,... pero te lo miras fríamente y te dan ganas de llorar. Enviamos un trasto volador súper caro, para que suelte un módulo que tardará tres días en caer, y que durante su caída llegará a alcanzar los 21.000 kilómetros por hora y que rezamos para que el diseño frenada que le hemos instalado no falle, como sí hizo el último, y envíe al carajo años de trabajo. Y una vez en el suelo de Marte solo tenemos una batería de siete días, antes de que se apague y se convierta en chatarra, si no sufre percances imprevistos. Ya se que de momento no hay nada mejor, y que es excitante, pero siguen habiendo demasiadas variables no controladas.

No hay comentarios: