Estupideces de la semana en internet

Hola,

Esta semana nos hemos enterado de dos noticias de mira que malo es internet, cuando en realidad era, pero que gilipollas es alguna gente.
La primera era la del niño a la que Google reclama 100000 euros. El chaval de 12 años quería ser un youtuber estrella, así que subió vídeos e intento monetizar el vídeo. La familia dice que por error, debido a su tierna edad, lo que hizo es contratar los servicios de Google AdWords, que es publicidad que tu pagas, en lugar de activar la monetización, donde tu cobras por los anuncios que te ponen en los vídeos. Ya sea para cobrar o pagar, en ambos casos has de dar tus datos bancarios, el niño lo hizo y Google empezó a cobrar, cuando se han quedado sin fondos, exige los 100000 euros que aún se le adeudan por los servicios suministrados. También según la familia, Google enviaba mensajes de todos los cobros, pero el niño pensaba que eran ingresos. Todas las noticias pintan a Google como los malos, pero nadie se plantea, ¿si el niño sabe grabar, editar vídeos y administrar su cuenta de YouTube, estáis seguros que fue un error?¿quién en la familia tiene el control del dinero que permite que el niño puede obtener el número de cuenta y luego no se percata de los cargos de Google?
La segunda es la historia, que acabará mal, de dos futbolistas de la liga española subiendo un vídeo de contenido erótico, vamos follando, a la red. A mi en estos casos no me llama la atención el vídeo en si, sino las disculpas, el típico fue sin querer. Sin querer tu y un amigo os reunisteis con una mujer, sin querer empezasteis a follar, sin querer sacasteis un móvil o una cámara y empezasteis a grabar, sin querer abristeis la red social y sin querer subisteis el vídeo. Voy a ser bueno y pensaré que hasta el punto de grabar fue consciente, pero en algún momento decidieron que ese vídeo lo debía de ver toda la humanidad. Incluso mas bueno aún, y pensar que otra persona lo subió y ellos no lo sabían. Aquí de nuevo, la red y su difusión planetaria son el mal y no aquellos que lo grabaron o lo subieron.
En ambos casos hay un punto donde la estupidez humana se sobrepasa y eso provoca un mal, ya sea no vigilando la cuenta bancaria, contratando servicios por internet, exponiendo públicamente un acto privado o dejando el vídeo en manos de vete tu a saber quien, y en lugar de aceptarlo lo llenamos de mas estupidez acusando a la máquina, las cuales de momento solo obedecen tus ordenes.


No hay comentarios: