Esperando al frío

Hola,

Aquí, al lado del Mediterráneo, está empezando a hacer el frío que corresponde a la época del año, y aunque odio profundamente el frío, me gusta que esto pase. No así como esa raza de periodistas que hace unos días celebraban a bombo y platillo que había gente en la playa, aunque tampoco era para tanto.
Estos periodistas no se si les obligan a decir tales tonterías o no son capaces de hacer su trabajo. En pleno mes de diciembre salen en la tele, o donde trabajen, celebrando que hace calorcillo, que la gente esta en la playa y terrazas, y que eso da de trabajar a los negocios que viven del turismo de costa. Mientras solo unos días antes ponían cara preocupación porque un temporal había arrasado con poblaciones y alguna vida. ¿No se han parado en pensar en la relación, verdad?
Sí, deberían de salir a informar que estamos a 20 grados de temperatura en la costa mediterránea en pleno diciembre, pero para preocuparnos. Lo que hemos roto, ya está roto y ya lo parchearemos si se puede, pero si en diciembre puedes ir a tomar el sol en la playa, quiere decir que en unos días, cuando algún frente frío proveniente del norte de Europa, se abra paso en las capas altas de la atmósfera, los ríos se desbordarán, las cloacas no darán abasto y las riadas se llevarán todo lo que no esté clavado con fuerza al suelo. Y no, la solución no es evitar que esos frente fríos lleguen, ya que si rompemos (mas) la cadena empezaremos a perder fauna y cultivos. Cuando vayáis a comprar las uvas para fin de año, y estas estén mas caras o la vendedora os comente que  este año hay pocas, acordaos de los estúpidos periodistas que celebran el calor en diciembre. Así que esperaremos al frío.

No hay comentarios: