Piscina en casa

Hola,

Cosas que no debes de hacer a las tantas de la madrugada: arreglar ese grifo que gotea. Tenía un grifo goteante. Dicho grifo es el que se le enchufa el tubo que va a parar a la lavador y le proporciona agua. Hace algo mas de una semana la vieja lavadora que debía de durarme siete años, y ya tenía once, dijo que ya no quería dar mas vueltas. Tras ver lo que costaba repararla salía mas a cuenta una nueva. Me la pusieron y empecé a ver agua por el suelo tras la primera prueba. Acabé descubriendo la goteante fuga, y entonces llegó la discusión con los que la instalaron que no quieren venir, ni pagándoles, si no la probaba otra vez. Así lo hice, al llegar por la noche a casa todo perfecto, pero el goteo había aumentado de ritmo.
Era tarde y puse un recipiente improvisado en el pequeño hueco que quedaba de espacio, para todo mi casa es un tetris, y me fui a dormir esperando llamar a los instaladores a primera hora para decirles - Ya lo he probado y ahora gotea mas. El goteo me preocupaba y no me dejaba dormir, así que a las tantas me desperté y fui a comprobar como iba. El goteo iba en aumento y volvía a tener agua en suelo. Así que pensé que tenía que solucionarlo o amanecería con una piscina en la cocina. Cerré el grifo y me puse a desenroscar el tubo. Ahora se que la manija de ese grifo es de pega, porque al acabar de desenroscar el agua empezó a salir a toda presión. Cerré lo mas rápido que pude la llave general, os recuerdo que mi casa todo es un tetris así que esta también tiene complicado acceso, y al mirar el resultado allí tenía una piscina en casa que ocupaba cocina y medio comedor. Fui gilipollas por no seguir todo lo que se de solucionar errores gracias a programar.
Os recuerdo que era de madrugada, así que me maldije bajito por gilipollas y empecé a solucionar errores. El sistema es simple. Primero cortas el acceso de datos a la parte que contiene el error, en este caso cortar el paso general del agua. Segundo paso reparas el error, tercero solucionas los daños causados por el error.  Esto lo hice al revés, primero sequé la piscina que había creado en mi casa. Nunca ha estado tan limpia y seca. Luego me dirigí al grifo, enrosqué de nuevo el tubo, con toda la seguridad supe y fuerza que pude,  y cruzando los dedos volví a dar paso al agua. El goteo de momento no ha vuelto y lo que quedaba de noche la dormí tranquilo sabiendo que ya no habría otra piscina. La recomendación es que no toquéis ningún grifo sin cerrar antes el paso general del agua.



No hay comentarios: