Un poco de calma

Hola,

La gran noticia de ayer era que habíamos descubierto siete nuevos exoplanetas. Es una gran noticia y que seguramente si acudís a páginas de verdaderos entendidos sobre el tema os explicarán mejor los datos del descubrimiento, yo solo os deseo colocaros en la medida justa del descubrimiento, desde la ignorancia de un fan de todo lo relacionado con el espacio. Nota: las distancias son aproximadas y pueden no ser exactas, son mas para hacerse una idea.
El primer dato que hemos de tener claro es como hemos llegado a este descubrimiento, ya que la NASA nos coloca un vídeo generado con tecnología CGI, que nos explica muy gráficamente que sucede, y parece que hemos estado ahí, pero no es real, es solo una película.
El sistema estudiado, al que siempre hemos tenido catalogado como 2MASS J23062928-0502285 y al que de momento le hemos puesto el nombre comercial de TRAPPIST-1, esta a unos 40 millones de años luz, a unos 39.5 para ser mas exactos exactos, pero estas cifras siempre confunden. El lugar mas lejano al que ha llegado un ser humano es la Luna, que dependiendo de su posición respecto a la Tierra, os recuerdo que los dos nos movemos, está a unos 384402 km. Pasando estas cifras a valores que todos somos capaces de visualizar supondremos que el viaje de la Tierra a la Luna es como dar un paso, pues la distancia entre el Sistema Solar y TRAPPIST-1 equivaldría a dar unas 154523 vueltas a la Tierra. No hay vida humana que viva el tiempo necesario para llegar. Podríais pensar que no hace falta enviar a humanos, enviando solo una nave para investigar valdría. Bien, la nave que hemos enviado y que se ha alejado mas de la Tierra (espero no equivocarme) es la Voyager 1, que fue lanzada el 5 de septiembre de 1977, ahora hace 40 años. Ahora mismo está a unos 21000 millones de kilómetros de la Tierra, está empezando a salir del Sistema Solar, y aún debería de recorrer esa distancia unas 23000 veces mas para acercarse a TRAPPIST-1, o sea unos 21000 millones de años mas viajando, si es que estuviera viajando en la dirección correcta. Calculamos que los humanos, como especie diferenciada, llevamos en la Tierra unos 7 millones de años. Queda claro que está a distancias a las que a día de hoy nos es imposible de llegar, ¿no? Entonces ¿cómo saben que el sistema tiene siete planetas habitables?
Desde la Tierra y con telescopios como el TRAPPIST–Sur y el Very Large Telescope (VLT), ambos en Chile, mas el telescopio espacial Spitzer todos enfocando hacia el sistema TRAPPIST-1, han sido capaces de detectar siete objetos que tapan la luz que emite su estrella en periodos regulares. El mayo pasado, Michaël Gillon  de la Universidad de Lieja,  ya anunció que había descubierto dos, quizás tres, y ahora han confirmado que son siete objetos. Con el paso de un planeta entre la estrella a la que orbita y la Tierra podemos saber su tamaño y su distancia de su estrella. Por el estudio del espectro de luz que rebota en él procedente de su estrella somos capaces de averiguar que moléculas componen su atmósfera, y otros datos como su temperatura por ejemplo. Siempre tomamos como referencia el único planeta que conocemos bien, la Tierra. Comparamos los resultados del estudio de los planetas lejanos con los de la Tierra, y cuantas mas características parecidas al nuestro tengan, mas posibilidades de poder ser habitados le concedemos. Es todo lo que tenemos. Quizá cuando viajemos por el espacio de verdad, lleguemos a un planeta y encontremos vida, descubramos que no necesitan de oxigeno, ni sus habitantes estén hechos de carbono, pero hasta entonces supondremos que para que exista vida el planeta ha de tener oxígeno, agua,....
La distancia a la que se encuentran de su estrella, así como el tipo de estrella que es, como el tiempo que tardan en completar una órbita, son datos muy importantes para suponer que se puede dar la vida en un planeta. De nuevo tomamos como referencia o que conocemos, en este caso el Sistema Solar. Creemos que en Mercurio y Venus la vida es imposible porque están demasiado cerca de nuestra estrella, el Sol, y hace demasiado calor. Que de Júpiter hasta Plutón están demasiado alejados y hace demasiado frío. En nuestro caso los lugares ideales para albergar vida son la Tierra y Marte, pero solo nuestro planeta tiene vida. Una de las muchas razones por las que esto sucede es porque tenemos un campo magnético que nos rodea y nos protege del los rayos solares. Las bonitas auroras boreales no es mas que el Sol intentando matarnos y la Tierra defendiéndose con el campo electromagnético, y ahora mismo Marte carece de él. Otro punto a tener en cuenta es el tipo de estrella, el Sol es una enana amarilla, la estrella de TRAPPIST-1 es una enana roja ultrafría, lo cual entre muchas otras diferencias nos dice que su estrella es mucho mas pequeña que la nuestra, mas o menos es tan grande como Júpiter. Esto implica que los planetas han de estar mucho mas cerca para sentir su calor y albergar vida, cosa que si sucede en TRAPPIST-1.  Por contra sus vueltas alrededor de su estrella, o sea lo que para nosotros es un año, son mucho mas rápidas, entre un día y medio terrestres (unas 36 horas) y unos veinte días terrestres (240 horas). ¿Os imagináis pasar por las cuatro estaciones en lo que duran dos días?¿quién lo aguanta?
El descubrimiento es importantísimo, aunque las matemáticas ya nos decían que debían de existir, pero un poco de calma, ya que con la tecnología actual ni podemos acercarnos, ni podemos verlos con claridad. Sabemos que están allí y el día que dejemos de matarnos unos a otros y decidamos ir a investigar el espacio, sabremos por donde empezar, pero nada mas.

No hay comentarios: