Cosas del azar

Hola,

El otro día estaba leyendo un artículo sobre un tipo de estos que ahora llaman coachings, que explicaba su teoría, que según él todos debemos de seguir, para ser felices. Tomaba como ejemplo a los funambulistas y su caminar por la cuerda floja a grandes alturas, y que siempre han de prestar atención a todo en todo momento. Mencionaba la película de Robert Zemeckis, El desafío (The Walk) (2015), y alguna de las grandes frases que aparecen en ella como esta:

"La mayoría de los equilibristas mueren al llegar. Creen que han llegado, pero siguen en la cuerda. Si te faltan tres pasos y los das con arrogancia, si crees que eres invencible, vas a morir"

No voy a entrar en valorar sus teorías a partir de un solo artículo, pero había una frase en él que hizo que perdiera todo el interés - La vida no es cosa del azar.
Yo no creo en el azar puro y duro. No creo en que algo por acción espontanea y sin orden se pueda crear o aparecer. No voy a profundizar tampoco en ello, pero solo os comento que Stephen Hawking, cuando habla de la creación del universo, a nivel quántico,  menciona que hay partículas creadas por azar. No soy físico, Hawking es algo mas listo que yo, y tampoco tiene que ver con lo que quiero explicar.
Hay una acepción de termino azar que es : Desgracia imprevista. Entiendo la teoría de este coach de estar siempre atento a todos los puntos importantes de una vida: salud, familia, amigos,... aunque creo que es de un estrés de campeonato, pero siempre hay algún hecho que tu no controlas y te afecta. Que hubiera sucedido con nuestro amigo el funambulista de la película, que cruzó caminando con un cable de una a la otra de las Torres gemelas de Nueva York, que lo tenía todo bajo control, si varias décadas antes, durante la construcción de las torres, la mujer del obrero que puso cemento en el ladrillo donde enganchó la cuerda, le hubiera pegado bronca por volver borracho a casa, y del enfado, justo ese ladrillo tiene menos cemento que el resto y este se suelta.
Hay tantos miles de millones de vidas, interactuando entre ellas ahora mismo, que son fruto de miles de millones de interacciones del pasado que desconocemos, que dar por hecho que solo controlando lo que nos es mas cercano, no llegará algo y nos pondrá del revés me parece muy atrevido. Seguramente si sigues los pasos de este buen hombre, las cosas irán bien, pero confiar en alguien que dice que la vida no es cosa del azar, o se explica mal o algo en su teoría no funciona.
Mientras escribía me ha venido a la cabeza una curiosa teoría que relaciona el tamaño de nuestras naves espaciales con los culos de los caballos, que explica lo que intento decir. Cuentan que las piezas de una nave espacial, de las que todos hemos visto despegar de Cabo Cañaberal, no son mas grandes porque han de ser transportadas por tren y el límite es el tamaño de los túneles. El tamaño del túnel viene marcado por las dimensiones del tren y sobretodo por el espacio entre raíles. Estos tamaños los importaron de Gran Bretaña, los cuales al empezar a construir trenes siguieron las medidas que ya utilizaban con los tranvías. Las medidas de estos los tomaron de las medidas ya utilizadas en las carreteras por donde pasaban carros. Las medidas de los carros son casi invariables desde tiempos del Imperio romano, donde calcularon cual era el ancho ideal de un carro teniendo en cuenta las dimensiones de los caballos. Es decir, calcularon que con dos caballos puestos uno al lado del otro, sus culos no se molestaran. Por tanto el tamaño de las piezas de las naves espaciales viene dado por el culo de los caballos.

No hay comentarios: