Esperando al lunes



-Odio los domingos. El día se arruina pensando que tengo que prepararme para ir al cole mañana.

-¿Por qué no haces tus quehaceres ahora, y podrás disfrutar del resto del día sin preocuparte?

-Umm, odio retrasar la diversión, pero quizá estés en lo cierto.
-Eso hará la diversión mas divertida.

-¡Al final!¡Hemos sacado todo los malo!

-Aquí estáis, es hora de ir a dormir.

-Avísame si me vuelve a ver escuchándote.
-Nunca pongas las prioridades menores por delante.

No hay comentarios: