Feliz día de lo que hoy toque

Hola,

Ya os habréis dado cuenta que ahora cada día es el día internacional de algo. Como pasa con todo lo que se abusa, al final ya nadie le presta atención y pasan a ser todos días normales. Pues hoy es el día de mil cosas, entre ellas el día de la poesía, y la gente se ha puesto poética.
A mi nunca me ha gustado demasiado, así que no conozco ninguna, pero leyendo una de las muchas que hoy han puesto por ahí mi cabecita ha dicho - Esto ya lo hemos oído en otro lugar ¿no?
El poema era este:


W. H. AUDEN

Parad todos los relojes

Parad los relojes y desconectad el teléfono,
dadle un hueso jugoso al perro para que no ladre,
haced callar a los pianos, tocad tambores con sordina,
sacad el ataúd y llamad a las plañideras.

Que los aviones den vueltas en señal de luto
y escriban en el cielo el mensaje “Él ha muerto”,
ponedles crespones en el cuello a las palomas callejeras,
que los agentes de tráfico lleven guantes negros de
algodón.

Él era mi norte y mi sur, mi este y mi oeste,
mi semana de trabajo y mi descanso dominical,
mi día y mi noche, mi charla y mi música.
Pensé que el amor era eterno; estaba equivocado.

Ya no hacen falta estrellas: quitadlas todas,
guardad la luna y desmontad el sol,
tirad el mar por el desagüe y podad los bosques,
porque ahora ya nada puede tener utilidad.


mientras en mi cabeza solo pasaban imágenes de Cuatro bodas y un funeral (1994). La película es de Mike Newell, pero el guión es de Richard Curtis, el cual junto a su equipo habitual nos ha dado las mejores comedias románticas inglesas de los últimos treinta años, y entre ellas, esta. El poema se recita en el funeral del título, aunque veréis que la traducción es diferente, pero aviso, esta sea quizá una de las escenas mas tristes de la historia del cine, así que no me culpéis de vuestras lágrimas si le dais al play.



Funeral blues en español

No hay comentarios: