La gente de la CIA

Hola,

Saludos también para la gente de la CIA que están leyendo esto. Hace unos meses esta agencia norte-americana ponía al alcance del público doce millones de hojas de documentos desclasificados. En ellos se tocan muchos temas, desde nazis en mi ciudad, Hospitalet, después del final de la Segunda Guerra Mundial, pasando por experimentos de control mental, estilo a la película "Los hombres que miraban fijamente a las cabras" (2009), hasta llegar a documentar todas sus investigaciones sobre el fenómeno OVNI (Objetos Volantes No Identificados). En todos los casos tenían amplios conocimientos sobre cada tema, de todos habían realizados exhaustivas investigaciones, y en la mayoría de los casos llegaban a la conclusión de que había que desinformar a la población al respecto. Así tenemos documentos donde instan a producir películas donde se ridiculice el fenómeno OVNI, o pagar a falsos expertos sobre el tema, para que la gente no de credibilidad a los casos reales.
Hace unos años Edward Snowden ja destapó el hecho de que nos estaban espiando a través de nuestros dispositivos conectados a la red. No os perdáis la película "Snowden" (2016) si queréis un resumen rápido del tema. Hay quien cree la versión de que Snowden robó sin ayuda toda esa información, mientras otros creen que "alguien" "le dejo hacerlo", pero nadie pone en duda que nos espían.
Ahora parece que la CIA tuvo un agujero de seguridad en el Centro de Ciberinteligencia y, el mundo hacker se hizo con un montón de software de la CIA con la capacidad de casi controlar todo aparato conectado a la red y documentación al respecto. Algunos de estos hackers han filtrado la información a WikiLeaks que ayer colgó parte de estos documentos en su web.


Hasta aquí los hechos que nos confirman que los gobiernos están intentado controlar hasta el último de nuestros pequeños actos, y deberíais de estar asustados. La documentación que aparece en WikiLeaks explican como pueden controlar cualquier móvil a través de abrir brechas en su sistema operativo. Da igual si es Android, IOS o Windows Phone. Lo mismo con nuestros ordenadores personales, sin importar el sistema operativo, incluso si utilizas Linux. Y lo que ha escandalizado a muchos, son capaces de controlar tu Smart TV, e incluso el GPS de tu coche. Si piensas que la solución es no estar en red, también te explican como agentes han llegado hasta el servidor, u ordenador, del que querían recopilar información y enchufándole un simple pendrive se hacían con los datos. El no ser yankee tampoco te libra del espionaje, os recuerdo que la CIA no puede trabajar dentro de los EE.UU. Explican como enviaron a sus hackers al consulado de Frankfurt, con pasaporte diplomático, con la excusa del Departamento de Estado que iban para realizar tareas informáticas, y camparon a sus anchas por todo el espacio Schengen, con el consentimiento de nuestros gobiernos. Otra cosa es si nuestros gobiernos sabían de verdad que estaban haciendo esos técnicos.
A grandes rasgos esta es la situación, tienen ganas de espiarnos y los medios para hacerlo. En mi opinión esto es tan grande que solo podemos hacer lo mismo que hacemos cuando llueve, o resguardarnos, o sacar el paraguas. La diferencia es que la lluvia es un hecho natural, inevitable e incluso necesario, en cambio esto es un acto cometido por humanos para dañar a otros humanos. Y ya no un hecho realizado de persona a persona, sino de un Gobierno a personas, con lo que la solución, de existir, ha de venir de parte de nuestro Gobierno, pero no les veo por la labor. Les concederé el beneplácito de pensar que no lo sabían, pero ahora que es público, a ver cuanto tardan don Mariano, doña Angela, don François, incluso la Unión Europea, en pedirle explicaciones a don Donald y a doña Theresa (ya que el MI5 británico también ayudó en el hackeo). La solución del problema es a nivel gubernamental, pero a nivel personal podemos seguir aplicando el ejemplo de la lluvia. Resguardarnos sería vivir sin conexión alguna. Ver la tele como antes, con antena de cuernos extensibles. No tener móvil ni estar cerca de ninguno. Y a los ordenadores no acercarnos ni de lejos. Si optáis por esta opción os recomiendo ver "Hacia rutas salvajes" (2007) o "Capitán Fantástico" (2016). Si aplicamos el método del paraguas, la solución pasa por tener todo nuestro software legal y actualizado. Utilizar el móvil con cabeza. No estar en la misma sala donde haya un micro o una cámara si no es necesario. Tapar el objetivo de las cámaras con cinta aislante cuando no la utilicemos. Desenchufar y apagar todo aparato electrónico que no estemos utilizando (cuidado con el stand by). Siguiendo estas reglas no nos protegeremos de la CIA, ya que sus programadores saben mas y tienen mas medios que los que han programado todo lo que utilizamos (anti-virus, firewall, sistema operativo,...),  pero si nos protegeremos de los hackers, que sin tanto nivel ni infraestructura, quieren nuestro dinero y nuestros datos. Por otra parte queda tener un gobierno que nos proteja de estas situaciones. Sí, para esto sirve votar, para poner al mando de nuestros asuntos a alguien que nos proteja de otras naciones. De nuevo reiterar mis mas afectuosos saludos a la gente de la CIA que está leyendo esto.


No hay comentarios: