El laberinto de los espíritus

Hola,

¡¡Buff!!, ¡¡ya esta!!,¡¡ya lo he acabado de leer!!. No os llevéis ninguna mala impresión, el libro me ha encantado, pero son cerca de mil páginas, sin dibujitos ni ná, y con el poco tiempo que tengo para leer, empezaba a parecer un trasto mas de casa para acumular polvo.
"El laberinto de los espíritus" es la cuarta y última parte de la saga de "El cementerio de los libros olvidados", la cual se compone de "La sombra del viento" (2001), "El juego del ángel" (2008), "El prisionero del cielo" (2011) y este "El laberinto de los espíritus" (2016). De los libros anteriores ya os estuve haciendo posts, años atrás, que podéis releer si hacéis clic aquí.
"La sombra del viento" nos presentaba a los Sempere, los cuales regentan una librería en Barcelona, al poco de iniciarse la dictadura en España. Todo empieza cuando el padre lleva a su hijo Daniel a conocer uno de los secretos mejor guardados de la ciudad, el cementerio de los libros olvidados. Una singular y secreta biblioteca donde van a parar todos los libros escritos, que la gente ya no recuerda su existencia. Allí Daniel encontrará un libro maldito que cambiará su vida. "El juego del ángel" te despista por completo, viajamos a principio del siglo XX, y nos muestra la tormentosa, atribulada y confusa vida de un escritor maldito. "El prisionero del cielo" nos devuelve a Daniel y Fermín, los dos grandes protagonistas del primer libro que deberán enfrentarse a grandes secretos oscuros que afectan al pasado y presente de los Sempere. Así llegamos a "El laberinto de los espíritus", y el peso de la historia recae en un nuevo personaje que reúne luces y sombras por partes iguales. Ella se llama Alicia Gris, trabaja para algún estamento poco claro del régimen, y le encargan la investigación de la misteriosa desaparición de uno de los ministros del estado.
Aunque en principio parece que el relato de Alicia se puede tornar tan extraño como el segundo libro, durante casi mil páginas el autor nos engarza con precisión todas y cada una de las tramas de los libros anteriores, a parte de crear de nuevas, y termina por darles una solución a todos los misterios.
De lo único que me quejo es del exagerado detalle que se le dan a pasajes que al final tampoco aportan tanto, pero es el estilo del autor, por lo demás es un libro que te engancha y no puedes dejar de leer. Otro problema, al menos en mi caso, es que casi he leído los libros a la par que salían. Así que han pasado dieciséis años de la aparición de "La sombra del viento" y mi memoria ya no es lo que era. Eso sí, si os ponéis a leerlos, hacedlo en orden, y tranquilos que al final todo, todo, todo, cobrará sentido.

No hay comentarios: