No quieren resolver nada

Hola,

Llevamos días que debido a resultados de encuestas, visitas oficiales, visitas extra-oficiales, viajes al extranjero, amenazas de demandas, falsas promesas de financiación, campañas políticas, el brexit y Gibraltar, el referéndum de independencia de Escocia, aprobaciones de presupuestos... han provocado que Cataluña, y su independencia, vuelvan a estar en la portada de todos los medios, y una vez mas tengo la sensación de que no quieren resolver nada. Quizá sea yo el que no entiende nada, pero a ver si me explico.
Hay sobre unos 3 millones de personas que viven en Cataluña que ya no desean pertenecer a España. Las razones para ello son múltiples pero las fundamentales es porque quieren y pueden desearlo. Parece que impedimentos para que se produzca la independencia de una parte de un territorio de un estado no existen, ya que si así fuera el Gobierno de España nos los hubiera mostrado. Seguramente causaría muchos dolores de cabeza y muchos trastornos económicos y sociales, pero impedimento no hay. Esto causa un gran debate dentro de Cataluña, y por eso unos 5,7 millones de Catalanes quieren que se expongan claramente las opciones, se debatan y se voten. Ante esto el Gobierno español solo nos dicen que la ley no lo contempla, y que por tanto votar sobre este tema es ilegal. Al menos si no hemos de poder votar, se tendrá que poder hablar. Para ello, ni los que gobiernan España, ni los que gobiernan Cataluña, parecen muy interesados en sentarse a hablar. Los catalanes siempre han estado mas dispuestos, pero ahora dicen que se han cansado de esperar y que nadie responda. Yo sinceramente no entiendo porque hay que ponerle tiempos a este tema. Mientras los españoles buscan cualquier excusa para no hablar, por lo visto lo que opinen 7,5 millones de personas en Cataluña no es demasiado importante, y el castigar a los catalanes siempre ha dado históricamente buenos réditos a los que mandan en España. Entonces si no se nos permite votar y nuestros representantes no quieren dialogar, ¿qué hacemos?.
Este es el único problema, como resolvemos este nudo. Todo lo demás son juegos malabares de los políticos para ganar adeptos a sus ideas y no tener que deshacer el nudo. Son juegos de palabras, de medias verdades, de falsas demostraciones, de pantomimas orquestadas, que si te pillan despistado hacen que te posiciones de un lado u otro y pierdas de vista el objetivo que es solucionar el problema. Nada que los Simpsons no hubieran predicho ya.



No hay comentarios: