¿Misterio resuelto?

Hola,

Para empezar una pequeña puesta en antecedentes. El 15 de Agosto de 1977 los investigadores del SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence), esa gente que lleva décadas buscando recibir alguna señal no natural desde el espacio profundo, recibió durante unos 72 segundos una señal anómala. El científico que se dio cuenta al revisar la gran cantidad de datos que reciben al día, marcó la anomalía con un boli rojo y escribió en la hoja: Wow!. Desde entonces siempre la hemos tenido como la mayor demostración que hemos tenido de que alguien desde el espacio quería comunicarse.
Hace cosa de un año ya aparecía esta noticia: "Una explicación a la señal «Wow!» extraterrestre". En ella podíamos leer que un científico, Antonio Paris, tenía casi la certeza de saber que era esa señal, pero necesitaba dinero para probar y demostrar. Pues ahora asegura que ya lo han demostrado: "Hallan el origen de la misteriosa señal «Wow!» extraterrestre".
La teoría es que lo que recibimos fueron, las ondas de radio que emiten las nube de hidrógeno que rodean a ciertos cometas. De ser cierto, el culpable de la señal durante ese año 1977 debía de ser el cometa 266P/Christense. Este mismo año ha vuelto a pasar por "aquí" y han comprobado que volvemos a recibir exactamente la misma señal. Así que misterio resuelto.
Yo al menos no lo he leído, lo cual no quiere decir que Antonio Paris no lo haya aclarado, es si este cometa pasa por el mismo lugar cada siete años y medio, ¿por qué no hemos recibido la misma señal cada siete años y medio? A parte de mi insignificante opinión parece que empiezan a salirle detractores a las teorías del señor Paris. Desde que la señal que se recibió fue muy corta y la de un cometa sería constante, hasta que la señal se recibió solo en una de las dos antenas del radio telescopio, mientras que los cometas siempre dejan señal en las dos. Da igual, si esta es una señal alienigena o simple hidrógeno haciendo la murga. Ya tenemos mas que claras las grandes posibilidades de existencia de vida alienigena, y las pocas que tendríamos de recibirlas o entenderlas. Y si seguimos tardando cuarenta años en dar sentido a cualquier dato, la investigación se nos va a hacer muy larga. A ver si nos ponemos las pilas y empezamos a navegar por el espacio profundo.


No hay comentarios: