Sgt. Pepper's lonely hearts club band

Hola,

Hoy se cumplen 50 años de la aparición del disco que, oficialmente, cambió la manera de entender la música popular del siglo XX.El disco, por supuesto, es el Sgt. Pepper's lonely hearts club band de The Beatles. Así que vamos a repasar un poco por encima porque es tan importante este disco, pero si queréis información mas detallada, ahí fuera tenéis internet, y Paul y Ringo siguen vivos para ser preguntados.
Excepto si es un meteorito que lo provoca, los cambios no suelen venir sin mas. Los que entienden de música dicen que en su disco de 1965, Rubber soul, empiezan a haber indicios de cambios en el mundo de la música. Drive my car, Norweigan wood (This bird has flown), ya empezaban a mostrar pequeños cambios en la manera de hacer de los chichos de Liverpool. Un año mas tarde aparece el disco Revolver, y fascinan a mas de uno entre ellos a Brian Wilson, el alma de los Beach boys. Solo con las canciones de inicio, Taxman, y de final, Tomorrow never knows, sabes que algo ha cambiado.
Dicen que Brian Wilson se obsesiona con Revolver y así acaba creando Pet sounds en 1966, llevando al límite todo el potencial que le permitía la tecnología de esa época. Los Beatles salen a de gira, la que será su última y "desastrosa" despedida de los escenarios. Reciben amenazas de bomba, los instrumentos y con solo ellos cuatro sobre el escenario les es imposible de reproducir todo el mundo sonoro que acababan de crear en Revolver. Que en aquellos días se mal interpretara la frase de Lennon "Somos mas famosos que Jesús", solo ayudaron a que sus conciertos en Estados Unidos fueran boicoteados. En Filipinas casi mueren electrocutados bajo la lluvia, y el griterío de la gente prácticamente no  deja escuchar nada. Dicen que a partir de este momento nacen los conciertos modernos, tanto en seguridad para los interpretes, como en calidad y potencia de sonido para poder ser oído en estadios, o donde sea la actuación.
Los cuatro deciden tomarse un descanso y decidir que hacen a la vuelta. Paul se dedicará a componer la banda sonora de Luna de miel en familia (1966). John vendrá a España a rodar Cómo gané la guerra (1967), y si veis Vivir es fácil con los ojos cerrados (2013) descubriréis porque a partir de entonces los Beatles empezaron a incluir las letras de sus canciones en los discos. También empezó a interesarse por el arte y así conoció a Yoko Ono. George se fue a la India a intuirse en su cultura y filosofía, al tiempo que aprendía a tocar instrumentos típicos como el sitar. Ringo, simplemente cogió a la mujer y al niño y se fue de vacaciones.
A la vuelta, hartos de la última gira y de su representante, deciden que simplemente se dedicarán a grabar discos, y gracias a los que Brian Wilson había demostrado que se podía hacer, podían experimentar con todo tipo de sonidos, efectos, estilos musicales,... sin límite alguno. A Paul le rondaba por la cabeza el crear un disco como si fueran otra banda (la banda de los corazones solitarios del sargento Pimienta) y que las piezas del álbum tuviera cierta relación entre ellas, nada de trece singles juntos en un LP.
Empezaron creando Strawberry fields forever, When I'm sixty-four y Penny Lane, todas ellas con connotaciones de la infancia de John la primera y de  Paul las otras dos. Presionados por EMI acabaron sacando un single con Strawberry fields forever y Penny Lane, como adelanto. El single no llegó a numero uno en las listas, cosa que había pasado con todos sus singles de los últimos cuatro años, y muchos críticos pronosticaron el final de la banda. Así que Brian Epstein les presionó para que ninguna de ellas apareciera en el disco. George Martin siempre reconoció que el no incluirlas fue uno de los grandes errores de su carrera. Los Beatles hicieron oídos sordos a las críticas y continuaron con el proyecto, creando nuevos sonidos desconocidos hasta el momento. Creando canciones mezclando todos los estilos: rock, vodevil, big band, jazz, hindú,...
Finalmente el disco acaba siendo un viaje hasta llegar al concierto de la  Sgt. Pepper's lonely hearts club band. Empieza con una especie de banda de música militar introduciendo al público a la Sgt. Pepper's lonely hearts club band y al presentado de la gala un tal Billy Shears. Este personaje no es otro que Ringo cantando una especie de alegoría a la amistad llamada With a little help from my friends. Justo después empieza a sonar una especie de vals, que nos lleva a una alegoría a la Alicia de Lewis Caroll, mezclada con alegorías al LSD, Lucy in the sky with diamonds. Las dos canciones anteriores eran cosa de Paul y esta de John. Así entramos a sonidos mas cercanos al rock gracias a Getting better, de nuevo compuesta por Paul, como la siguiente. De Fixing a hole vuelven a no-hablar de drogas, mientras la letra habla de la búsqueda de la identidad en frente a los demás. En She's leaving home, Paul se pone melancólico para hablar de los problemas generacionales, a partir de una noticia de una chica que se había escapado de casa. John escribió Being for the benefit of Mr. Kite! a partir del poster de un circo de 1843, y le da un tono circense a la canción. Ahora tocaba girar el disco. Porque estamos en 1969 y los LP se hacen en vinilo y había que darles la vuelta. Within you without you es un tema de George, influenciado completamente por sus días en la India y todo un "tortazo" para quien hasta entonces había seguido a los Beatles. Suena la voz de George entre sitars, tablas, dilrubas y tamburas, mientras escuchas toda una declaración musical de la banda al "verano del amor" y a la cultura hippie. Para compensar tanta introspección le sigue el When I'm sixty-four de Paul que nos transporta a sonidos ragtime de principios del siglo XX, mientras habla de hacerse mayor. Así enlazamos con la psicodélica Lovely Rita, también de Paul, transportándonos a otro mundo imaginario. Siempre queda espacio para publicidad, así John creó Good morning good morning inspirándose en un anuncio de Kellogg's, una canción de usar y tirar, inspirada en los problemas domésticos habituales. Y entonces llega la Sgt. Pepper's lonely hearts club band y toca con toda su potencia el inicio del concierto Sgt. Pepper's lonely hearts club band (reprise). Del concierto ya no sabemos como sigue ya que John y Paul nos llevan a un caótico, ruidoso y maravilloso final, basado en noticias de prensa, llamado A day in the life, que si es posible, es la mejor de las mejores canciones escritas por la banda. Solo les quedaba la portada. Se buscaron unos trajes al estilo de banda de música militar, todos dejándose bigote como el que se había traído George de sus días en la India. El resto de la portada se completo con fotos de casi todos los iconos de la cultura popular del siglo XX, incluido ellos, como figuras del museo de cera. El resto es historia de la música. Casi todo el mundo que se dedica a esto de la música en algún momento u otro ha intentado copiar parte de esta obra maestra, pero está complicado.

No hay comentarios: