Choque de trenes

Hola,

La fotografía de la agencia EFE describe muy bien la situación actual entre Cataluña y España. Hay un problema y dos posiciones encontradas, una de ellas se podría a su vez dividir en dos, que no quieren entenderse.
El problema es que parte de la gente que vive en Cataluña, quiere auto-gobernarse y no depender de ningún otro país. Independizarse. La solución está clara, sentarse ambas partes y no levantarse hasta no tener un acuerdo. Pero esto no ha sucedido en los muchos años que ya dura este conflicto.
Por un lado la Generalitat, que es el gobierno de Cataluña y defiende la independencia, estuvo durante los primeros años intentando negociar, pero al final ha dejado de intentarlo y piensa montar un referéndum el próximo 1 de Octubre para que los catalanes vayamos y decidamos si queremos ser independientes o no. Esto ya se intentó un 9 de Noviembre de hace un par de años, pero los resultados fueron invalidados por la justicia.
Por otro lado está el Gobierno y las fuerzas que lo respaldan. Algunas de estas hablan de que la situación en Cataluña no es justa, y que debería de adaptarse la reglas del juego para que esta recibiera un trato justo. En cambio cuando la cosa mas se complica,  olvidan sus ideas y apoyan a las del Gobierno. Este dice que no se puede producir dicha independencia bajo ningún concepto. Que el territorio pertenece a todos los españoles y que deberían de ser ellos en conjunto quien decidieran, pero que jamás dejarán que estos puedan decidir sobre este tema.
Llegados a este punto la Generalitat ha utilizado todas las triquiñuelas legales, que no justas, para aprobar y tirar adelante todas las leyes necesarias para que el 1 de Octubre se pueda votar, y en el caso de que la mayoría de los votantes quiera la independencia, las leyes que regirán la zona hasta que se convierta en un nuevo país. Por su parte el Gobierno utiliza todos los medios a su alcance para evitar que se vote el 1 de Octubre. Esto incluye desde la suspensión de leyes aprobadas, pasa por posibles detenciones por desobediencia y sedición, y puede llegar a ordenar que el ejercito y otras fuerzas públicas tomen el control de la provincia, y le quiten todo control de Cataluña a la Generalitat, y por tanto a los catalanes.
A este punto de enfrentamiento actual es lo que unos años atrás llamaban eufemisticamente, un choque de trenes. 
Sea lo que sea que pase el 1 de Octubre, haya habido las consecuencias que haya habido, cuando el pueblo de Cataluña recupere su normalidad, en un día o en diez años, la situación seguirá siendo la misma. Según los que saben de política, dicen que pase lo que pase, seamos independientes o no, el próximo presidente de la Generalitat volverá a ser claramente independentista.
La solución, si es que hay algo a solucionar, pasa por hablar y convencernos a los catalanes haciéndolo, y entonces dejarnos decidir. Como el Gobierno no quiere dejarnos decidir sobre el tema, es el pez que se muerde la cola. Hay una segunda solución, claro está, pero esa viola todos los derechos humanos.


Autor: Agencia EFE

No hay comentarios: