Aún tenía la tristeza

Hola,

Still got the blues es uno de los discos de mi vida. Descubrí a Moore con "Oh pretty woman" un dúo al lado de Albert King, un blues en toda regla, alejado de lo que yo tenía en la cabeza como blues. Canciones pausadas, tristes, con largos solos de guitarra que yo no llegaba a comprender. Esto era por el año 1992, aunque el disco es de 1989.  Moore acababa de dejar el heavy atrás, decía que no se veía con el pelo teñido y mayas apretadas toda la vida, para tocar la guitarra que era su pasión. Así que probó con el blues, por la puerta grande. Con ese "Oh pretty woman" con una leyenda como Albert King, pero también con un tema escrito por su colega George Harrison, "That kind of woman", a quien consiguió convencer para que lo grabara con él la guitarra rítmica y los coros, o con ese duelo de guitarras con Albert Collins en "Too tired". Además con temas de Peter Green o Johnny “Guitar” Watson.
El tema que casi todo el mundo conoce es el que da nombre al disco, "Still got the blues", si en sus primeras notas no te ha enganchado, no pierdas el tiempo en escuchar el disco.  Todos lo comparan, y a veces lo confunden, con una de las grandes baladas que Moore escribió al lado de amigo Phil Lynott por allá a finales de los 70, "Parisienne walkways". Ambas tienen un solo rítmico y melódico que Moore podía alargar todo lo que le diera la gana cuando se subía a un escenario.
Aunque el disco empieza con "Moving on", una descarga compuesta por el propio Moore donde se oye el equilibrio perfecto de su paso del heavy al blues. Velocidad al pasar los dedos por las cuerdas, que en momentos parece que se le va escapar, pero que siempre acaba controlando. Le sigue el "Oh pretty woman" del que ya he hablado, con estilo parecido a la anterior, pero compartiendo dúo con el diferente estilo tocar de Albert King, y con Don Airey a los teclados. "Walking by myself" es uno de los temas míticos para los fan de Moore. Si gritas "You know..." al instante te reponderan "...I love you", y si replicas de nuevo "you know..." obtendrás un "...it's true". De nuevo Moore versionando un tema controlándose por no correr por la cuerdas, en una canción que tenia siempre al público de pie y bailando. Le seguía "Still got the blues" quizá su mayor aportación al blues, que no es poco, de nuevo con Don Airey a los teclados. Decir que es un tema genial, es quedarse corto. Vuelve el ritmo con Texas strut. ¿Esto es blues? Pues oficialmente, sí. De nuevo Airey a los teclados, y ¡que teclados!. A mi aquí me recuerda a los ZZ Top, pero es cosa mía. "Too tired" es el típico, y complicadísimo duelo de guitarras. Si en "Oh pretty woman" toca a dúo con Albert King, aquí se establece un diálogo con Albert Collins. El tema también es de mis favoritos, y la versión en directo de su disco Blues alive de 1993 es pura historia de la música. "King of the blues" siempre se me hizo bola escucharlo, el paso del tiempo y escuchar a muchos otros genios de la guitarra, hizo que lo apreciara como el clásico que es, una nueva gran aportación de Moore al blues. Airey de nuevo a los teclados, como en el siguiente tema que era otra versión y en las que Moore parecía comodísimo, "As the years go passing by". "Midnight Blues" es otra contribución de Moore a la historia del blues, y este si que al escucharlo a nadie se le escapa que es blues triste y melancólico. Entonces llega ese tema compuesto por su amigo George Harrison, "That kinf of woman". Por alguna razón se lo regaló, y el no dudó en aprovecharlo e incluir un dúo a su lado. Quizá lo menos blues de todo el disco, pero hay oportunidades que no hay que dejar pasar.Llegando al final hay que volver a acelerar, con dos versiones mas "All your love", que se convertiría en otro clásico en sus conciertos, y acabando el disco con otra versión como el "Stop Messin' around" de Peter Green, uno de los músicos favoritos de Moore.
Para mi es uno de mis discos favoritos de todos los tiempos, de principio a fin conozco casi todas las notas que van a salir de la guitarra de Moore antes de que las toque, y no tengo ni idea de tocar una guitarra. Disco que me ha pillado con los cambios de soportes así que lo tengo en cinta de casete, en CD, mp3....  y lo que venga. Con una portada que va mucho mas allá de una simple foto, que se complementa con la foto trasera. Mientras en una vemos el aspecto de Moore, en el momento del realizar el disco, en la cama de una habitación de hotel sentado con su guitarra, en la contraportada aparece un niño en idéntica pose marcando el paso del niño que soñaba en ser un guitar hero, al que al final se había convertido en un maestro de la guitarra.
Uno de los grandes discos para descubrir a un genio de la guitarra.


Gary Moore - Still got the blues - 1989

No hay comentarios: