El murciélago escapado del infierno

Hola,

Piensa en las características habituales de un disco. La respuesta es diferente si eres de la época de los vinilos, de los casetes, de los CD, o de Spotify, pero este se salta muchas de esas convenciones seas de la época que seas. Pocas canciones, títulos interminables  y pequeñas operas rock en cada tema.
Por edad no llegué a ser consciente de la salida de este disco, solo contaba con dos o tres añitos, depende de en que día saliera porque es de Septiembre del 1977.  A Meat Loaf le conocí a través de la segunda parte de este disco, en total son tres de momento, Bat out of hell II: Back into the hell de 1993, el cual me impactó tanto que necesité encontrar la primera parte, que me dejó alucinado preguntándome ¿esto se puede hacer? La tercera parte llegaría en 2006, Bat out of hell III (The monster is loose) por si alguien quiere completar la trilogía.
Hemos de situarnos en la década de los setenta, empiezan a triunfar los grupos de rock sinfónico, de glam rock, de dar un toque de psicodelía a todo lo que suena. Entonces llegan dos treintañeros, un neoyorquino Jim Steinman con una idea de canciones diferente en su cabeza, casi de musical, y un texano apodado Meat Loaf (pedazo de carne) con una voz portentosa y dispuesto a comerse el mundo. Les costó conseguir sacarlo, pero los amantes de la música se lo agradecemos.
El disco empieza con Bat out of hell. Miras la duración y son casi 10 minutos. Le das al play y empieza a sonar rock a ritmo frenético pero que poco a poco se va convirtiendo en un sonido mas complejo ya que se van añadiendo instrumentos, y mas instrumentos, durante casi dos minutos. Todo se calma y retumba la voz de Meat Loaf "The sirens are screaming, and the fires are howling. Way down in the valley tonight..." Durante un buen rato solo oímos a Steinman al piano y la voz de Meat Loaf y de golpe y porrazo todo coge un ritmo épico y apoteósico, y vuelve la calma.  Así hasta el final de la canción una montaña de ritmo y calma se suceden sin descanso, y cuando parece que no se puede ir mas allá remonta. Seguramente esta es una de las cuatro o cinco de mis canciones favoritas de todos los tiempos. Simplemente genial. You took the words right out of my mouth(Hot summer night) empieza con un dialogo digno de dos enamorados teniendo una cita una calurosa noche de verano. El tema es un tema de power pop muy chulo. Heaven can wait es seguramente una de las mejores baladas del mundo de la música, y sin ser nada ñoña, si no las oído te has perdido algo y no lo sabes. Solo la voz de Meat Loaf, el piano y unos violines y un coro de acompañamiento. De golpe y porrazos aparece otra canción de estilo power pop, All revved up with no place to go, con una marcada presencia del saxo y una potente voz femenina a dúo, que a mi me recuerda a sonidos de los años 50. Y justo cuando estás llegando al final todo se acelera y vuelves a un potente rock. Por lo que he leído, aquí le dabas la vuelta al vinilo. Has acabado en todo lo alto con la anterior canción y vuelve la calma, con Two out of three ain't bad, de aquellas con muchos "I want you, I need you...". Una canción triste sin llegar a la balada, una canción de algo se ha roto. Solo quedan dos canciones, y aún casi veinte minutos de disco, se acabaron las canciones de tiempo estandard. Paradise by the dashboard light parece de nuevo que vuelvas al power pop, y aquí empiezan los dúos de verdad con la chica, Ellen Folley, que nos había dejado intuir en las anteriores canciones. Como no, la canción cambia de golpe y porrazo de ritmo. Empezamos un ritmo frenético, sonidos llenos de bajos estilo Motown, con muchos gemidos de fondo y la radio hablando a tope. De golpe suena un "Stop" de ella claro y potente, que da paso a una discusión a ritmo de rock "Do you love me? Will you love me forever? Do you need me?", le dice ella, a lo que él le contesta "Let me sleep on it And I'll give you an answer in the morning". Al final llegamos con la calma de For crying out loud , de nuevo solo el piano y la voz de Meat Loaf, que conforme va pasando se convierte en un canto amargo y resignado, al que se le va uniendo toda la banda para darle un toque apoteosico, que termina de nuevo con calma donde el centro es la voz de Meat Loaf. "When you're crying out loud You know I love you"
Por si alguien se ha perdido, es la historia de un hombre que está reviviendo su vida. Según los creadores alguien que ha muerto en un accidente de moto y recuerda su vida justo antes de entrar en el infierno. El accidente llega en Bat out of hell. Piensa en su amor en You took the words right out of my mouth (Hot summer night) y la esperanza de poderla ver por última vez en Heaven can wait. Su primera relación sexual con ella en All revved up with no place to go. La rotura amorosa en Two out of ain't bad. Su primera relación sexual con Paradise by the dashboard light. Y la aceptación de su fatídico destino en For crying out loud.
Si hay discos medio olvidados por la historia musical, como mínimo a nivel popular, este es uno de ellos. Una de las grandes genialidades del mundo del rock, del que pocos se acuerdan.


Meat Loaf - Bat out of hell - 1977

No hay comentarios: