Empezar con la partida perdida

1/08/2018

Hola,

Empezar con la partida perdida, es lo que estamos haciendo los catalanes. Hace unos días el ex-vicepresidente de la Generalitat, que actualmente está encarcelado por si acaso, se presento delante del juez para que rebaje las consideraciones de ese por si acaso, y poder pasar el tiempo hasta el día del juicio en su casa, y ejerciendo de nuevo su puesto de diputado por el que ha sido reelegido.
Como todos sabíamos los jueces dijeron que no, y en su respuesta argumenta esto (entre muchas otras cosas):

"...En primer lugar, porque nos encontramos en un sistema democrático que ofrece cauces sobrados para defender pacíficamente cualquier opción política. En segundo lugar, porque la ausencia de las mayorías necesarias para alcanzar un determinado objetivo no autoriza, en democracia, el recurso a la violencia o al tumulto, introduciéndose en el ámbito del derecho penal, para obtener los fines propuestos..."

En este extracto lo deja claro, puedes imponer cualquier idea política si tienes mayoría. A parte de que ya están sentenciando que los recursos que el imputado utilizó son delictivos, aunque nadie lo ha demostrado, porque no hay juicio. Así dicho hasta parece justo, lógico, coherente. Cataluña tiene 7,5 millones de habitantes, prescindiendo de los que pueden votar y los que no, somo 7,5 millones en una sociedad de 46,5 millones. Haced los cálculos que queráis nunca sumaremos mayoría. Aproximadamente la misma cantidad de menores de edad que existen en España, aproximadamente la misma cantidad de jubilados o la misma cantidad de gente con edad de trabajar, que ni trabaja ni busca trabajo, quizá cuidan de su hogar, son enfermos de larga duración, son estudiantes,... ¿así que,  según la ley, a estos grupos también hay que ignorarlos porque no son mayoría? ¿Hay que dejar de lado a los que cuidan sus casa, a los mayores o a los niños?¿Hay que dejar de lado los parados porque son poco menos de 4 millones? Resumiendo, ¿cómo una minoría hace prevalecer sus ideas cuando estas son contrarias a la mayoría?
Tenemos la partida perdida antes de empezar a jugarla. Somos un pueblo pequeño, que podrá querer o no la independencia, pero decidamos lo que decidamos, nunca nos lo dejaran implementar a no se que a la mayoría de españoles les plazca. La ley nos dice que convenzamos a la mayoría de españoles sobre el tema, los cuales en principio no son parte implicada. La idea, para los que se han perdido en toda esta tormenta de mentiras, es saber si los catalanes quieren o no formar un país independiente. Si la respuesta es sí, entonces España y los españoles tendrán mucho a decir, pero no antes.
Este es el gran dilema sin resolución, quién la tenga que se dirija a la Generalitat.

Te podría gustar

0 comentaris

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!