Vivimos anclados

5/08/2018

Hola,

¿Estáis seguros que vivimos en el siglo XXI? No voy a meterme en el follón de la embestidura telemática, que todos sabemos que solo es una manera de agotar caminos y paciencias. Lo que si quiero destacar es que a inicios del siglo XXI si quieres ser elegido presidente has de estar presencialmente en la sala de votación. Puedes ver y hablar  con los astronautas de la estación internacional, los coches empiezan a conducirse solos, pero tu has de estar en persona en la sala.
El fútbol es uno de los mayores negocios que existen, la semana pasada se jugador cuatro semifinales europeas, en las que tres las decisiones de los árbitros afectaron al resultado. Hace unos días se jugó uno de los partidos mas importantes del año, un Barça Madrid, y el árbitro se equivocó notablemente en todas direcciones. Muchos deportes utilizan cámaras, árbitros auxiliares, tiempos muertos... y en cambio en el fútbol un señor de negro (la mayor modernez de los últimos tiempos es que ya no van de negro) aún apunta las sanciones con un lápiz en una cartulina. Soy un fan de los lápices, pero y una mesa para que apunte esos datos.
Hemos enviado naves a Marte, el internet de las cosas, un móvil actual es mas potente que el ordenador que nos llevó a la Luna, pero aquí aún hay instituciones que siguen ancladas en el siglo XVII, con aquello del si funciona no lo toques, pues ya no funciona.

Te podría gustar

0 comentaris

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!