Héctor en tiempo de las redes sociales

6/14/2018

Hola,

"Soy Héctor, hijo mayor de Príamo y príncipe de Troya y esposo de Andrómaca. Comandé los ejércitos de mi padre en la guerra de Troya contra Aquiles,..." Así explicaba filósofo griego Homero la historia de valor de Héctor. En cambio si esto hubiera sucedido hoy en día Héctor hubiera troleado a Aquiles por tuiter "Uy, eso de los Mirmidones y lo de Patrocolo!! Yo no digo na y te lo digo tó."
Nos hemos vuelto una sociedad donde mandan las apariencias, pero manda mucho mas lo que nos dicen que hemos de pensar los que influyen. Da igual si es desde tuiter, desde la televisión, el guasap, el periódico, una tribuna,... y esto es malo, pero aún lo es mas cuando el que habla dice una tontería, o miente, y encima la gente aplaude.
Mentir e influenciar no es nada nuevo. El termino ataque de falsa bandera viene de cuando por allá la edad media, un rey quería entrar en una guerra, pero o su pueblo o su ejercito no deseaban seguirle. Así montaba un grupo de acólitos, que vestidos con las ropas de los enemigos y ondeando su bandera, atacaban a su propio pueblo para cabrearlo y hacer que decidieran entrar en batalla.
Otro gran caso de influencia lo llevó a cabo uno de los sobrinos de Freud, que se dedicaba a la floreciente industria de la publicidad. Las tabacaleras le llamaron ya que habían detectado que solo los hombres fumaban con lo que estaban perdiendo el 50% del mercado. Al mismo tiempo empezaban los primeros movimientos feministas que reclamaban derechos para las mujeres como el poder votar. Así que convencieron a un grupos mas famosos de estas mujeres, que otra violación de sus derechos era que los hombres no les permitían fumar. Así en las siguientes manifestaciones, como protesta, ellas acudieron con un cigarro en la mano, imágenes que salieron en las portadas de los periódicos y aumentaron las ventas de tabaco.
Ahora, igual que en los ejemplos, el malo es el que con malas artes nos convence de lo que sea, pero no menos malos somos nosotros si caemos en sus artimañas. Acabamos de destituir a un ministro al cabo de pocas horas de haber empezado en su ministerio. "¡Que defraudó a hacienda!" - dicen - "¡Que nos ha robado!". ¿En serio? ¿Habéis estudiado el caso, acudido a las normativas vigentes en aquel momento, escrutado si la hacienda pública actuó bien?. ¿Tenéis claro si ha sido un fraude, un robo o una simple multa administrativa? ¿Os habéis planteado quién y por qué ha destapado ahora este caso y no antes? Es un famoso periodista y escritor y ¿nadie se había quejado hasta hoy?.
La gente ya no se para a pensar si lo que apoyan es lo correcto y si lo hacen por las razones correctas. Meten en le mismo saco, inmigrantes, inmigrantes ilegales y refugiados. Da igual si son defraudadores, estafadores, ladrones o si simplemente ha pagado una multa. No se distingue entre delitos administrativos, legales y criminales.
Al mismo tiempo estos influenciadores hacen que mires para otro lado cuando no les interesa. Hace unos días los telediarios abrieron con la dimisión del seleccionador español de fútbol y dejaron en un segundo plano que el cuñado y la hermana del rey fueron encontrados culpables por un juez. Ella ha de pagar una multa y él entrar en la cárcel, por primera vez un miembro de la casa real, y hace mas de 500 años que tenemos reyes por estas tierras, entrará en la cárcel pero la dimisión del entrenador era lo primero. El mismo cuñado del rey, mientras esperaba la decisión del juez estaba en la calle y vivía en Suiza, país sin tratado de extradición con España, y dicen que está bien. Mientras los chicos de Alsasua han estado en la cárcel y alejados de sus poblaciones de residencia. Los de la manada los han acercado a sus poblaciones. Y de vergüenza lo de los políticos catalanes que están encarcelados lejos de sus casas, por si acaso el juez los necesita para alguna cosa. Y los palmeros aplauden en todos los casos. No tiene sentido.
Si no hay suficiente con dejar que otros decidan que hemos de pensar y les demos la razón sin ni pensarlo, encima nos hemos vuelto unos puritanos. ¿No te equivocas nunca?¿No te han puesto una multa de tráfico?¿Hacienda no te ha revisado la declaración alguna vez?¿En el trabajo no has metido la pata hasta el fondo?¿No la has cagado con la que era la mujer de tu vida?¿No tienes pecados? Eres perfecto y los demás no.
Antes de querer dar vuestra opinión, antes de llenarlo todo de mierda, haced como Carl Winslow y recitad "Uno, dos y tres. Cuatro, cinco y seis. Yo me calmaré. Todos lo veréis." A él no le sirvió de nada, pero también vivía al lado de Steve Urkel. Todo el mundo tiene una opinión, como también tienen un culo, pero eso no hace que sea bonito ver el culo de cualquiera.


Autor: Bryan Minear


Te podría gustar

0 comentaris

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!