Piano heroes

6/02/2018

Hola,

Aunque los que suelen llevarse la fama en la música popular son los que poseen grandes voces o dominan las seis cuerdas de la guitarra, hay unos pocos de ellos que parece que nacieron pegados a un piano. Quizá es por la dificultad que implica el aprender a tocar este instrumento, pero no es exagerado decir que los componentes de esta lista de piano heroes son todos unos genios.
He intentado buscar la mayor originalidad en sus actuaciones, así que aunque podría haber buscado actuaciones mas cercanas a nosotros en el tiempo, he preferido poner viejas grabaciones, incluso algo bizarras. Para empezar el gordo Fats Domino uno de los encargados de popularizar esto del rock and roll por allá a medidados de la década de los 50, que es de cuando data su Ain't that a shame. Esta versión grabada para alguna serie o programa de televisión de la época. El pequeño Ricardo, o sea Little Richard, coincidió en tiempo, espacio y genialidad con Fats Domino. De la misma época es su clásico Lucille. Como se puede ver le solía sobrar la silla, cosa que se repetirá en esta lista. Jerry Lee Lewis junto a Elvis Presley, Carl Perkins y Johnny Cash formaba el poker de grandes descubrimientos de Sun records para la música. Jerry Lee hizo de sus actuaciones detrás de un piano todo un espectáculo, donde algunas veces este acababa en llamas, no es el caso de esta actuación para un programa de televisión en 1958 de su Great balls of fire. La ceguera de Ray Charles nunca fue un impedimento para crear uno de los mayores legados de la música soul. Aquí una versión en directo de su What'd I said en Saõ Paulo en 1963. Tema que nació de la mas pura improvisación. La genialidad también es cosa de mujeres, y a Nina Simone le salia por los poros. Imaginad si era complicado para un hombre negro, a mitad del siglo XX, en Estados Unidos tener algún reconocimiento ni oportunidad para aprender a tocar un piano, además ser mujer. Ain't got no, I got life es uno de los grandes himnos reivindicativos de la diva en una versión en Londres en 1968. Toda lista fueron niños prodigios y Steve Windwood también lo fue. Suyo es este clásico de la Spencer Davis group llamado Gimme some of lovin' que aquí interpretan en algún lugar del norte de Europa. Carole King es posiblemente una de las compositoras mas influyentes en la música norte americana de los 60 y 70. Hasta que un buen día decidió sacar el piano y ponerse a tocar ella misma sus genialidades como este It's too late, aquí en una actuación de 1971. Decían que Supertramp sonaban como hubieran sonado los Beatles de no disolverse, y seguramente no es verdad, pero eso no les resta un ápice de calidad. Al frente de la banda, y tras su piano, estaba el genial Roger Hodgson quien creó piezas como este Dreamer. Esta versión es bastante reciente, y con unos cuantos años pasados desde su creación a mediados de los 70, con un Hodgson en solitario.
Si un genio dominó musicalmente el final de los 70 y los 80 con su piano ese fue Billy Joel. Aquí lo tenemos en una actuación en el Carnegie Hall de Nueva York en 1977 interpretando su The stranger.Al igual que en el caso de Ray Charles, a Stevie Wonder su ceguera no le ha impedido nunca crear canciones geniales. A principios de los 70 escribió su Supersticion que aquí está interpretando muchos años mas tarde. Por cierto Stevie Wonder se llama Steveland Hardaway Judkins, pero en sus tempranos inicios, a los 11 años ficho por la Motown y a los 13 ya tenía su primer éxito, le empezaron a llamar el pequeño Stevie maravillas (little Stevie wonder) y con la edad perdió el little. El francés Jean Michel Jarre provocó un cambio, al menos fue uno de sus grandes impulsores, en la concepción de la música. Hijo de un famoso compositor de bandas sonoras, Maurice Jarre, vio a finales de los 60, en la recién nacida música con sintetizadores, todo un mundo que los demás no supieron ver y una manera de ser mejor que su padre. Sus espectáculos visuales y sonoros y toda la técnología necesaria para ellos, lo convierten en uno de los genios del siglo XX. Aquí hace unos pocos años, en los festejos de la boda real de los príncipes de Mónaco interpretando su famosísimo Rendez-vous 4. No muy alejado de su estela está el griego Evangelos Odysseas Papathanassiou, mas conocido como Vangelis.Aquí interpretando su también famosísimo Pulstar. Si antes decíamos que Billy Joel dominó los 70 y 80, fue verdad siempre que Elton John se lo permitía. Otro genio creador al que también le sobra la silla del piano. Aquí en el estadio de Wembley en 1984 diciéndonos que Saturday night's (Alright for fighting), o sea, que el sábado por la noche es un buen momento para meterse en peleas. A Jamie Cullum no le sobra la silla, simplemente no sabe lo que es y en directo es toda la esencia de genio. Aquí en Viena interpretando su Don't stop the music, mezcla de jazz y pop, y si creéis que en mitad de la canción le habéis oído versionar a Rihanna o a Michael Jackson, estáis en lo cierto. Es difícil colocar temporalmente a alguien como Diana Krall porque aunque esta actuación es de 2007, el tema es un clásico atemporal como el Fly me to the moon. Aunuqe sea como sea se merece su mención dentro de los genios pegados a un piano, aunque solo sea por ser una de las mas influyentes figuras del jazz de todos los tiempos. Alicia Keys representa la unión de la esencia que creían se había pedido de las grande divas del soul y una mega estrella del pop actual. Aquí la tenemos con una versión de Empire state of mind (Part II) Broken down. Y retomando la esencia de las grandes compositoras de finales de los 60 y 70's tenemos a Sara Bareilles. Aquí interpretando su éxito Love song en 2013.
Esta lista solo es un montón de marcas para iniciar un camino. El seguir la carrera de cualquiera de estos genios solo da como resultado escuchar buena música,  solo hay que encontrar el estilo que mejor se te adapta a tus gustos. Además la mayoría de ellos siguen en activo, así que aún pueden dar nuevas grandes genialidades.


Te podría gustar

0 comentaris

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!