Patrocinando a gente

7/11/2018

Hola,

Todo este mundo de internet  nos ha traído muchas cosas nuevas y entre ellas la opción de patrocinar a gente para que pueda seguir haciendo lo que hace, y como no, esta moda también ha traído odiadores de esta nueva practica.
Estamos convencidos que cuando disfrutamos de un contenido, por el hecho de no soltar dinero directamente en ese instante no lo estamos pagando y es gratis. El ejemplo mas claro son los programas televisivos, aunque pienses que no los pagas si lo haces, tanto aquellos que adoras como los que no. Sin entrar muy a fondo ya que es un mundo complejo, veas o no los anuncios de la tele y compres o no esos productos, a los anunciantes salir en esos espacios le reporta un aumento en sus ventas. Las relaciones empresariales son complejas, así puede que nunca bebas una Coca-Cola, pero cuando ves una película de Columbia pictures, bebes ron Bacardi, una Fanta o un zumo Minute Maid estás "bebiendo Coca-cola". Cuando no sabes si comprarte un Peugeot, un Citröen o un Opel, el jefe del grupo PSA se ríe en su despacho pues elijas lo que elijas todo irá a su bolsillo.
Este sistema también se instauró en internet desde un principio pero la sensación de estar vendiéndose o de  perder el foco de lo que se cuenta al tener muchos de pequeños anunciantes hace que la gente se lo piense mucho para poner publicidad. Muchas marcas han reaccionado inteligentemente, así si un blog que habla de bebés y ellos venden pañales, llegan a un acuerdo por ejemplo para que pongan a prueba su producto. Si es un youtuber que hace viajes y tu vendes mochilas, regalale una  para que la pruebe en su siguiente viaje. Esta opción no está mal si sabes tratar a los tiburones del marketing cuando se intenten aprovechar de ti.
Dentro del complejo mundo del no me entero que estoy pagando está también la monetización de YouTube. Sí, YouTube también lo acabas pagando aunque no te des ni cuenta, pero ellos si se dieron cuenta que para tener mas visitas, que al final es lo que produce sus beneficios, deberían de promocionar aquellos vídeos que mas visitas provocan. La gente puede subir sus vídeos a su canal en la plataforma y la mayoría de ellos será visto por sus cuatro amigos y la familia, y mientras no te saltes ninguna de sus normas a YouTube ya le parecerá bien que esté allí ocupando espacio en sus servidores.
Cuidado con lo de las normas, porque yo que subí algún vídeo de mi sobrina bailando y por tanto llevaba música, que hizo que los bots de YouTube se volvieran locos anunciándome que había violado todas las leyes desde París a Tombuctú.
Si tu vídeo cumple sus normas, tiene un mínimo de visitas, un mínimo de "me gusta" y el canal tiene un mínimo de subscriptores YouTube te irá pagando unos centimillos por cada uno de estos logros. Esta monetización al youtuber de turno le sirve para ganarse muy bien la vida si tiene los subscriptores y visitas que tiene ElRubius,  pero a la mayoría les da para un capricho que suele gastarse en cachivaches para hacer mas contenido.
Al ver una película de cine, un programa de televisión somos bastantes conscientes del dinero que cuesta hacer eso, pero la gente no suele hacerse la idea de que estos que salen por internet también les cuesta dinero. Para empezar le dedican tiempo, y el tiempo es dinero, aunque solo sea un rato a la semana. Si hacen un podcast se oirá mejor si el micrófono y la mesa de mezcla son mejores. Si hacen un vídeo se verá mejor cuanto mejor sea la cámara, se oirá mejor cuanto mejor sea el micrófono y se verá mejor cuanto mejor sea la lámpara que ilumina las escenas. Para hacer esos contenidos unos necesitan viajar, otros ir a ver todos los estrenos, otros necesitan bibliografía o hacerse con un producto... y nada de eso es gratis. Y obviamente, si tiene colaboraciones, a sus colaboradores algo les tendrá que dar, aquí pocos hacen nada por amor al arte.
Estamos hablando de contenido, no de vender nada, lo cual su trabajo nunca producirá dinero por si solo. Hacer contenido para internet cuesta dinero, así que si tu contenido no atrae a las marcas para que pongan dinero, puedes o cambiar de contenido o sufragarlo con tu bolsillo. Vamos como cualquier negocio de toda la vida. Desde hace un tiempo en internet ha aparecido una nueva forma de pagar gastos, el patrocinio o el micro mecenanzgo, llamadlo como queráis. Opción que siempre es opcional, ayudes o no ayudes económicamente, el contenido seguirá ofreciéndose igual, al menos mientras su creador tenga recursos para seguir.
Vamos a pensar a lo grande, eres un tipo como ElRubius con mas de 30 millones de subscriptores y les pides que para poder seguir haciendo tus vídeos, quien quiera, te done 25 céntimos de euros al mes. Tu audiencia abarca todos los países de habla hispana, creo que son 20, así que habrá desde gente muy rica a gente muy pobre. Suponemos que para la mitad de ellos el gastarse 25 céntimos al mes es demasiado, de la otra mitad, la mitad piensa que ellos porque se van a pagar por algo que les ofrecerás igualmente gratis y el resto si paga, pues tendrías unos ingresos de 1875 euros mensuales.  Esta situación hay que adaptarla a muchos y diversos casos, quizá tu audiencia no llega a un par de miles pero es un podcast y con que 100 de tus fans den un euro al mes te vale. O con poco que te den mas lo de tu bolsillo te sirve para pasar el mes y pagar los gastos de hacer un vídeo.
Así que cada vez son mas los creadores que se apuntan a abrirse una cuenta de mecenazgo y cada vez son mas los usuarios que pagan un par de euros al mes por tener beneficios intangibles o tangibles. Hay sitios como Indiegogo donde los inventores permiten que la gente invierta pequeñas cantidades para llevar a cabo su proyecto, y si la cosa va bien luego recibes beneficios, si va bien. Si eres de los que quiere hacer pequeñas aportaciones ves con cuidado, no por lo que te gastes, sino porque leyes de Hacienda en España son muy puñeteras a partir de que cantidades y a quien le dones. No te lleves un susto.
No me olvidado  de los mayores productores de contenido para internet. Uno de los primeros grandes negocios de internet fue el de aquella señora, con experiencia en el sector, empezó grabando vídeos caseros donde simplemente salía ella haciendo el amor, y en pocos meses su página ya manejaba cifras millonarias gracias a lo que aportaba la gente. El sexo vende.
Ya les hemos mencionado de pasada, pero como todo en internet hay odiadores. ¿Cómo se puede odiar el que alguien se gane la vida? Pues se puede. Sus razones básicamente es que piensan que hasta ahora como no pagaban directamente el contenido era gratis y, cuando el creador les pide ayuda a los que quieran ayudar, se ofenden. Aunque si no odian por esto lo harán por el contenido, la temática, la luz de las escenas,....
Pues con la tontería aquí tenéis un resumen de como se gana la vida la gente en internet sin necesidad de vender nada, y como apunta que será en el futuro, ya que si repasáis a los que se dedican a esto los mas viejos suelen ser milenials, o sea, nacidos entre finales del siglo XX y el siglo XXI, y pocos de ellos parece que sabrán que es trabajar por cuenta ajena. Dejamos para otro día la brecha generacional que esto supone.

Te podría gustar

0 comentaris

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!