Mi pintura es mejor que la tuya

9/02/2018

Hola,

Explican que la mayoría de males de la especie humana se curan leyendo, que el saber es aquello que nos hará libres y que el ideal es educar y no prohibir. La realidad es que todo esto es complicado de cojones llevarlo a cabo. Un buen ejemplo son todos los fans que aún tienen todos los movimientos fascistas que surgieron en el siglo pasado.
A groso modo podríamos decir que empezaron con los hechos que llevaron a la primera gran guerra y terminaron entre la caída del muro de Berlín y la atrocidad de los Balcanes. Fascismos de ideología de derechas y de izquierdas, que como sucedieron hace "tan poco", aún tenemos a gente que vivieron en ellos y testimonios de primera mano. Así que no es cuestión de leer viejos libros en viejas y polvorientas bibliotecas. Aún así tenemos a gente que niega el holocausto, los gulag, los campos de concentración aquí o allá, los fusilamientos, las atrocidades cometidas en nombre de una bandera o datos tan fríos y objetivos como que Franco fue un dictador.
Debido a las recientes noticias que el Gobierno actual de España ha decidido exhumar el cuerpo del dictador del mausoleo en el que fue enterrado, cada vez se vuelven mas mediáticas  las actuaciones de aquellos que defienden su figura como algo positivo. Según leí, no puedo asegurar que los datos sean muy fiables, el número actual de sus seguidores debe rondar el millón de españoles. Sabiendo que en España vive 47 millones de personas, representan un 2% de la sociedad aproximadamente. En realidad las cifras son lo de menos, la pregunta es ¿cómo hay alguien que en el siglo XXI y después de cuatro décadas de su muerte, aún defiende sus actos? No hablamos de cosas puntuales, todo régimen siempre realiza algún acto positivo para guardar las formas, sino de la atrocidad de defender sus cuatro décadas de dictadura. Asesinatos, violaciones, perdida de derechos, robo de niños, opresión, adoctrinamiento,...
Parece que como en todos los integrismos actuales hay grupos de personas que por razones diversas, cada cual tiene las suyas, no está integrado en la sociedad actual. Al no verse representado en ella busca otras opciones y la poca lectura les lleva a posicionamientos radicales. El hecho en si no es criticable, yo puedo estar harto de todo, convertirme en asceta e irme a vivir a una cueva. El problema viene cuando tus ideales defienden actos que causaron daños a otros seres vivos (no me seáis puntillosos, todos sabemos lo que está bien y esta mal) o como en el caso del terrorismo pasas a causar daños en nombre de esas ideas.
La foto es de hace unas horas en Barcelona. El viernes un grafitero famoso dibujo a Franco cual monstruo de Frankenstein y pocas horas mas tarde alguien ya lo había destruido. No quitado o pintado encima, sino destruido. La solución a estas ideas es complicada porque como ya os habréis dado cuenta, a los gobiernos actuales, da igual su bandera e ideología, no les interesa que nadie aprenda y estos radicales son una minoría "aceptable"... hasta que escapen a "su control".



Foto y grafiti de @tvboyofficial

Te podría gustar

0 comentaris

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!

Tu siempre puedes hacerme sonreir!!!