Resumen del año 42

Hola,

Mañana voy a cumplir 43 y no me apetece repetir lo que ya se esta convirtiendo en lo habitual. Cuando algo se sale de la norma, es novedad, cuando lo que se sale de la norma se repite año tras año, deja de ser novedad y pasa a ser norma.
Así que dejaré de quejarme que la vida de mi cuñado pendiera de un hilo, que la de mi padre empeore poco a poco y cada vez tenga mas achaques. Ni de que hayan pasado mas cosas malas, que buenas. Tampoco voy a quejarme de que mi trabajo a continuado siendo un sinsentido de esperas a resoluciones judicaciales, aplazamientos, demoras,... y que lo han convertido en lo peor. Por suerte, esta parte ha concluido. El año que unos chavales, en edad de no saber ni lo que quieren, decidieron asesinar a un montón de gente cerca de casa.
Sigo mas enganchado que nunca al Doctor Who, a Sherlock y a Mr. Robot. El año en que mi padre cumplía 70. Cada vez estoy mas enganchado a los avances tecnológicos, a los proyectos de la NASA, y sobretodo a los avances robóticos. Al arte cotidiano de Bill Waterson la Volátil y de Jordi Lafebre. El año en que volví a ver a los chicos de La oreja de Van Gogh, y en el que la suerte y mi amiga Bea, me llevaron a ver a U2, mientras Sabina lo sigue negando todo y yo descubría en directo a Els amics de les arts. El año en el que Messi nos siguió recordando porque es nuestro dios particular, el mismo año que se cumplían 25 años del gol de Wembley. El año que leí el final de la saga de "El cementerio de los libros olvidados", que conocí al nuevo personaje de Pérez-Reverte, y que descubrí que Caballo de troya, después de nueve libros, tenía continuación. También se cumplían 25 años de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.El brutal atentado se produjo en plena celebración de los 200 años de una de las fiestas de la ciudad, así que eso ayudó a que fuera uno de los años menos celebrados.
Ha sido el año en que he tenido que jubilar mi primer coche, y comprarme uno nuevo cuando quizá menos idóneo era, ya que se han roto la lavadora, la nevera,... y cualquier otra cosa que se podía romper. Hasta he perdido un diente, una muela para ser exactos, y no se bien porque, pero me ha impactado. Una parte de mi cuerpo que no volverá. Mis sobrinas una vez mas han sido el centro de mi vida, y aunque me lo nieguen la mayor sigue siendo una genia con mucha sensibilidad, y la pequeña va camino a convertirse en una artista del drama que siempre, siempre, siempre, busca como salirse con la suya.
Así que vamos a por el 43 a ver donde nos lleva.

Autor: unsplash.com


No hay comentarios: